FacebookTwitterLinkedinGoogleMyspaceLastfmFeedYoutube

Noticias Recientes

08 May

Cuidando los detalles

Publicado por

El mercado está colapsado de productos idénticos que permiten al consumidor tener un abanico de opciones inmensa a su disposición. Hablamos de productos o servicios donde prácticamente no existe una ventaja competitiva clara y cuyos precios similares. Existía y con el proceso de globalización en el que llevamos inmersos desde hace unos años existirá aún con mayor claridad. Y ahora, ¿qué hago?


Los pequeños detalles juegan un papel fundamental. El marketing será el encargado de reconducir la situación y posicionar a nuestro producto/servicio sobre los demás.


Como he comentado en otros artículos, hay que generar esa relación amorosa con el cliente. Hará que no dude, que sea fiel y se convierta en un embajador de nuestra marca. Sin embargo, no podemos descuidar los pequeños detalles que hacen que la relación se consolide. Como me gusta decir, las plantas hay que regarlas.


Algunos ejemplos de los detalles a cuidar son:

- La comunicación: Cada palabra cuenta. Una respuesta desacertada, un texto mal escrito, un mensaje ofensivo, una palabra fuera de lugar y… el impacto será catastrófico. De ahí la importancia de contar con profesionales que te ayuden a gestionar tus redes y controlar tu reputación online.

- Actividad: Un calendario de promociones en continua evolución que varié con alta frecuencia y enganche. No te duermas. No vale con poner flores el día de la madre.

- Control del entorno: Cualquier noticia puede afectarte, una respuesta inmediata es necesaria. Por otro lado, el entorno cambia al igual que la competencia. Cualquier propuesta de nuestros competidores puede desnivelar la balanza y crear una asociación mental difícil de romper. Estate atento, reflexiona y reacciona.

- Tener un plan: Las ideas claras y el chocolate espeso. No se pueden dar “saltos de mata”. La existencia de una estrategia definida y un plan trazado marcarán el ritmo al cual los demás tendrán que seguirte.

- Atención: Todos nos queremos sentir queridos, únicos. Los pequeños detalles, la atención, las respuestas al estilo “No se preocupe, lo solucionamos y lo llamaremos con una respuesta”…y ¡que te llamen con una respuesta!


Un error puede tirar por la borda todo el trabajo desarrollado durante meses. Cuidemos los detalles, son estos los que prevalecen en el tiempo:


“Una sola piedra puede desmoronar un edificio”

 

Alberto Aldao
Sociment

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Para más información y conocer como cambiar su configuración consulte nuestra política de cookies. Política de cookies.

Acepto las cookies de este sitio.